2. ¿Qué es el rosin?

2. ¿Qué es el rosin?

¿Qué es el rosin?

Desde hace unos años, el término rosin ha alcanzado una gran popularidad dentro del sector cannábico y es que cada vez son más las personas interesadas en encontrar extractos completamente libres de solventes químicos, ya sean líquidos o gaseosos.

El rosin hace referencia a una extracción cannábica sin solventes, es decir que para obtener el producto final, ningún químico ha entrado en contacto con la materia prima y esto se produce gracias a la combinación de presión y temperatura en diferentes valores durante periodos de tiempo relativamente concretos.

Gracias a ser una extracción libre de gases o alcoholes, el rosin permite conservar todos los terpenos y flavonoides de la materia prima inicial creando así un producto final absolutamente limpio y depurado que preserva todos los sabores y aromas de la variedad original.

                                 

 

¿Cómo se hace el rosin?

El rosin se obtiene principalmente de la flor que es la materia prima, la cual suele ser procesada mediante extracciones mecánicas hasta conseguir el producto deseado para la extracción final, los más comunes son flores, drysift o iceolator. 

A mayor calidad en la materia prima y en los procesos utilizados, mayor calidad en el producto final.

En comparación con otras extracciones el proceso para conseguir rosin es algo completamente seguro, fácil y rápido ya que se consigue combinando distintos valores de temperatura, presión y tiempo.

A estos tres valores podremos sumarle un factor indispensable como son los filtros de nylon de diferentes micras (15µm hasta 120µm), que nos ayudarán a separar la materia vegetal y a su vez a conseguir diversos resultados dependiendo de la materia prima que hayamos elegido para la extracción.

 

¿Qué tipos de rosin existen?

Ahora ya sabemos qué es y cómo se hace el rosin, pero ¿son todos los extractos iguales?, ¿en qué se diferencian unos de otros? y ¿qué es el live rosin?

No, no todos los extractos son iguales y podemos diferenciar principalmente entre dos tipos de rosin:

- Rosin de flores: se realiza a partir de flores frescas pero siempre que hayan sido previamente secadas y curadas, este proceso garantiza que todo el exceso de humedad haya sido eliminado y así poder obtener una extracción limpia y depurada. Es importante tener en cuenta el grado de humedad de nuestras flores, ya que si intentamos prensar flores sin curar o fresh frozen sin procesar, la calidad y textura de la extracción final será muy líquida y no contendrá las mismas cualidades o propiedades que la materia prima correctamente procesada.

 

- Rosin de hash: se obtiene de extracciones que ya han sido previamente concentradas, por lo que pueden alcanzar altísimos rangos de THC en conjunto con excelentes sabores y aromas de la variedad original, diferenciamos entre:

  • Rosin de water hash: hace referencia únicamente a las extracciones obtenidas con iceolator o bubble hash, es importante liofilizar o secar el extracto antes de seguir procesándolo ya que como en el rosin de flores, cualquier resto de humedad podría arruinar el producto final. 
  • Rosin de dry sift: se obtiene a partir de las cabezas de los tricomas separados de la materia vegetal en el proceso del dry sift, al ser un proceso que se realiza con la flor prácticamente seca, la humedad relativa no será la misma que en el resto de materiales y no perjudicará a la hora de hacer la extracción.
  • Live rosin: es un término que hace referencia exclusivamente al rosin que es obtenido de water hash pero utilizando sólo fresh frozen en el proceso de lavado, es decir que la flor ha sido cortada y congelada previamente para preservar todas las propiedades y cualidades de la materia prima en la extracción final.

 

 

Además podemos encontrar también rosin de CBD, compuesto de la flor que no contiene efectos psicoactivos  los resultados que logremos serán extractos con altas concentraciones de CBD e igual de versátiles que las de extracciones de THC. 

 

¿Cómo es el proceso para hacer rosin?

El proceso es rápido, fácil y sencillo pero es importante contar con un espacio de trabajo amplio, limpio e iluminado para poder trabajar de manera cómoda y eficaz.

Comenzaremos por preparar la zona de trabajo:

  • Equipamiento TerpsPlates (kit prensa / kit cajeado)
  • Materia prima
  • Papel antiadherente
  • Filtros (15µm / 120µm)
  • Dabber
  • Lámina de silicona 
  • Bote hermético
  • Guantes 

Una vez tengamos todos los elementos, el proceso puede variar según la materia prima elegida pero por lo general es muy similar:

1. Empezaremos por preparar los filtros con el material que hayamos elegido para la extracción; si hemos elegido iceolator es importante mantener la cadena de frío durante el proceso de preparación.

 

2. Comprobamos y aseguramos las resistencias, encendemos la caja controladora y marcamos la temperatura deseada para la extracción.


3. Mientras las planchas alcanzan la temperatura deseada, cortamos y colocamos el papel antiadherente para que se ajuste a la medida de nuestro equipamiento.


4. Chequeamos la temperatura, colocamos el filtro entre las planchas y comenzamos a meter presión, la cual controlaremos con la ayuda del manómetro, a partir de este momento estaremos obteniendo nuestra extracción.
 

 


5. Y voilà! El último paso sería recoger todo el extracto del papel antiadherente y guardarlo en botes herméticos, ya sea para su consumo directo, para curar o conservar el extracto durante periodos de tiempo controlados.

El retorno que logremos dependerá de diferentes factores como la temperatura, presión, tiempo, material o filtros que hayamos utilizado para la extracción.

 

 

 

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.